Qué duda cabe de que los productos congelados en Cádiz son una opción más que interesante, no solo por lo económico, sino también porque permiten una mayor y mejor conservación de los mismos en el tiempo, teniendo en cuenta que son productos congelados al instante de ser preparados para su consumo, lo que resulta mejor para conservar todas sus propiedades.

Sin embargo, que este método sea el principal de conservación de los alimentos, no significa que los productos de Congelados Disel duren para siempre, algo que mucha gente cree. Eso sí, hay que tener en cuenta que los tiempos de conservación de los alimentos en el congelador varían en función del tipo de producto y de su calidad, no siendo lo mismo lo que puede durar una hortaliza que un producto que lleve huevo, por poner un ejemplo.

Si bien los productos congelados en Cádiz aguantan mucho tiempo en perfecto estado para cuando vayamos a comerlos, no se pueden guardar de manera indefinida, porque la calidad también disminuye a medida que aumenta el tiempo. Los productos congelados suelen incorporar en sus envases o etiquetas unas estrellas que determinan cuánto tiempo pueden conservarse y a qué temperatura, a lo que hay que añadir que, al contrario de lo que pasa con la nevera, un congelador más lleno posibilita el proceso porque se mantienen las temperaturas con más facilidad.

Así las cosas, algunos ejemplos de duración en el congelador pueden ser la carne picada, unos dos meses; pan, alimentos preparados o cocinados, tres meses; pescado graso y marisco, tres meses; cerdo, seis meses; pescado magro, seis meses, mientras carne de pollo y de caza, así como hortalizas, unos diez meses.